Estás leyendo:
reflexiones

Rentables


Es la segunda palabra de moda, tras “la cosa”. Y lo entiendo en el contexto de una ideología neo(ultra)liberal puesto que es su motor de crecimiento y su mantra.

Es obvio y más en los tiempos que corren que no hay peor ciego que el que no quiere ver, y así toleramos e incluso aplaudimos soluciones basadas en bondades tales como crecimiento constante y exponencial de la economía para generar empleos basura con los que la mayoría de la población deberá hacer frente a sus necesidades, cada vez más costosas al dejar de estar bajo el paraguas del Estado y ser derivadas a los círculos de poder económico siempre próximos al poder ejecutivo.

Rentabilidad es el argumento mágico que se muestra en el tapete cuando se quieren suprimir no ya prebendas sino servicios básicos en la sociedad: educación, sanidad y acción social. aquí es donde me pregunto. ¿Qué c… le pasa a la izquierda cuando entra al trapo de la rentabilidad de estos servicios? ¿Se lo han creído también ellos?

La rentabilidad economicista -tal y como ellos la entienden, es decir, en el plazo que va no más allá de la legislatura- ni puede ni debe regir el gasto público porque eso debe ser patrimonio de los que pagamos, no de quien decidimos que va a ser el que administre el gasto. Es obvio que debemos ser conscientes de lo que nos va a costar, pero también todo debe ser explicado más allá de lo inmediato: el que haya un sistema de cobertura pública de salud incluso para los no contribuidores nos cuesta la pasta pero trae de la mano una protección adicional contra las infecciones que nos puedan atacar al eliminar los posibles focos de incubación tratando a TODA la población: resulta que a los patógenos se la pela que el receptor esté o no cotizando.

Y tiene gracia, porque ahora que las Administraciones, los Estados, parecen ser gobernados por abuelas dispuestas a dejar morir a los administrados con tal de que sus balances cuadren…como en las casas de toda la vida, la rentabilidad es la medicina contra servicios públicos indispensables, pero que por su naturaleza no tienen, y nunca van a tener (ya que son concebidos para incrementar la calidad de vida de una población en su conjunto) marchamo de rentables.

Indispensable es un sistema de transporte público aunque haya que doparlo con impuestos de los ciudadanos. Indispensables es un sistema de atención a la salud que acoja a todos los habitantes de un país, independientemente del nivel de recursos económicos. Indispensable es un sistema público de educación basado en los principios fundamentales que marca nuestra Constitución, al margen de ideologías y creencias: el que las requiera más allá, en su derecho está, pero que las pague.

Prescindible es, por ejemplo, el trato de favor a una de las confesiones si por ello nos cuesta a otros el prescindir de lo anterior. Prescindible es apostar por un sistema energético cuyos residuos padecemos todos (en el caso de los nucleares tus hijos, nietos, biznietos…tienes 50.000 o 100.000 años si no más -créetelo- para que tus descendientes se acuerden de ti)  para que unos pocos puedan permitirse jugar a las casitas con la economía mundial…para ganar aún más dinero, porque ese es el motor: al hilo de esto, un taxista séneca comentaba a su cliente en las cercanías de Wall Street que lo que le cabreaba de todo este sinvergonzonerío no era que el saber que el tenía 1$ y “ellos” 1.000.000.000$, sino el ser consciente de que “ellos” querían también su dólar.

Porque el quiz de la cuestión es que NO se nos pregunta dónde hay que gastarse los cuartos y dónde no hay que hacerlo, sino que el argumentario pasa por aprovechar que uno es “del Betis manque pierda” ,entiéndase en lo electoral, para hacer lo que les da la gana: te pido el voto para un dirigente autonómico y si me lo das, estoy recibiendo también de manera implícita, porque  yo lo valgo, un cheque en blanco con tu firma para acometer el copago sanitario…. oiga que eso no lo he dicho yo…pues no haber votado (coño! verdad que es…pero tarde)

Es frustrante ver cómo se vota al igual que se va al futbol, pero es lo que hay…aunque me juego el meñique que si nos diesen la opción de participar  mucho más en el sistema de decisiones, algo que se puede técnicamente hablando, la cosa cambiaba.

Yo no quiero que mis impuestos sólo sirvan para lo que ellos consideren como rentable: como decía, el quiz de la cuestión es que nos expliquen y no nos traten como gañanes, que es lo que hacen cuando sueltan la máquina de hacer eslóganes y esconden lo que ya saben que van a hacer perocomosomosgilipoyasysinonoslodicennosotrosnopensamosenello, pues les votamos (yo solo por eso nunca los votaría, pero tengo más razones).

Si nos explican y nos detallan en qué quieren gastarlo nos dan la opción de decirles que NO en la forma que ellos entienden, pero como SABEN esto, pues lo callan perocomosomosgilipoyasysinonoslodicennosotrosnopensamosenello, pues les votamos.

Queridos calamares, lo rentable o no rentable no debería de ser decidido por nadie que no fuésemos nosotros, pero mucho menos por quienes se van a encargar de gastar el dinero de todos, no creeis? Pues espabilad coño! Pedid cambios y votad a quienes estén dispuestos a hacer lo que vosotros queráis, no al revés.

Saludos, pronto en fritada andaluza.

Discussion

One thought on “Rentables

  1. Jestem zmuszony przytaknąć, wierzę, że to zaledwie
    początek! Zajrzyj też do mnie!!!

    Posted by buty w góry | 8 September, 2013, 1:48

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Lo leyeron y comentaron

Top Clicks

  • None

Flickr Photos







More Photos
%d bloggers like this: