Una confirmación a la altura de las circunstancias

Así de chulo ha quedado el cuadro de Marita. La verdad es que no hemos quedado todos un poco de piedra, pues esperábamos bastante menos.

EL cuadro de Marita

Resulta que, desde que me regalo una preciosa copia de La danza -de Matisse- no

se había echado al monte de las bellas artes, obviamente porque no había lugar. Pues bien, tras una brillante sugerencia de Carmela, mi cuñada, los reyes magos dieron en el clavo -en forma de unas relajantes clases de pintura- y de nuevo, semana a semana, se echa los trastos de pintura en el hatillo y a pintar.

El resultado es éste que os muestro, una bonita confirmación del talento que puede derramar por ahí. Picasso, Miró, Dalí…temblad…

El siguiente es para nota, porque me ha hecho caso y está pintando no una copia como éste, sino un original basado en una fotografía aérea de cientos de personas humanas rezando en La Meca, que vimos en National Geographic.

Estoy loco por verlo terminado. Ya os contare…

Advertisements