Socializando las pérdidas (o: gracias, Maastricht)

goldman-sachs-conquista-europa-que-precio-tie-L-4mG7ve

Son retrasados? Elegimos gobernantes que no las huelen? (Y algunos de nosotros, que somos muy listos, si?) Cuatro años promoviendo y manteniendo una alternativa económica que ES con la que hemos desembarcado en el periodo de crisis mundial más importante desde 1929?

No lo creo. Seguro que con nuestra indolencia les ayudamos a sentirse más desahogados, a no tener que esforzarse demasiado en dar explicaciones, a ni tener que verse en la tesitura de darlas: con tan sólo enchufar el modo paternal tipo, “No creáis que nos gusta o nos apetece hacer esto, pero es necesario”, “No hay otra alternativa”

Andar por el filo de la navaja, esta es la política actual: llevar al límite a una sociedad pasiva que gruñe pero no muerde y optimizar a su costa el balance de bancos del Norte de Europa, que presionando a sus dirigentes han conseguido socializar en la “Res Publica”  de los países del Sur ese posible default que no les deja vivir y que se niegan a admitir.

Pero hay que comprender que esto es tan sólo un movimiento dentro de una partitura que se lleva orquestando desde hace lustros y que tras un punto álgido que estuvo a punto de dar al traste con la función, se han cambiado los músicos al gusto del director, no de los espectadores, de nuestro gusto.

Apretar para ello hasta el instante anterior a la inconsciencia colectiva, sumiéndola en ese estado de shock que imposibilita el movimiento, la visión de alternativas. El resultado es una sociedad deprimida y desarraigada del único sustrato que puede revertir este esquema: la propia clase política.

No hay solución técnica que beneficie a una sociedad en su mayoría, al menos dentro de un contexto económico como el que estamos, que induce al decremento del déficit público vía recorte del gasto, obviando ideológicamente la vía del incremento del ingreso por la recaudación equitativa y solidaria.

La solución pasa por entender y hacer entender que debemos usar nosotros a nuestros políticos para que velen por nuestro bienestar, al menos por el de la mayoría, y debemos ser nosotros los que decidimos las prioridades: la dignidad de un trabajo materializada entre otras cosas en un salario decente, el derecho a una vivienda digna, a la educación pública que sea garantizada al que quiere y se esfuerza, la sanidad pública… y todo ello sin tener que someterse a la hipoteca de la rentabilidad, porque para ello queremos pagar nuestros impuestos y no para fundaciones de partidos, o aeropuertos sin aviones o cien mil cosas más que ni las consultan ni somos capaces de acceder a su tramitación administrativa por falta de transparencia.

La solución es no aceptarles como cuidadores sino como servidores…públicos, de modo que nos haga intolerantes ante demagogos que reclaman, en el colmo de la desfachatez, la legitimidad parlamentaria para incumplir programas electorales; o descalifican iniciativas ciudadanas de peso y número con las sempiternas calificaciones de “radical” y “antisistema”, como si en estos tiempos que corren y estando donde estamos no fuesen más un mérito, por su compromiso con causa social.

Hay que demostrarles que no aceptaremos a aquellos que rompan unilateralmente el sagrado y democrático contrato del programa electoral, que serán obviados en los siguientes comicios, por mentirosos, por no cumplir lo pactado. Pero también hay que demostrarles que sabemos lo que queremos: sabemos y queremos que la sociedad de la información pueda proporcionar los recursos técnicos para que la democracia representativa pueda ser en determinados momentos cruciales democracia extendida a aquellos ciudadanos que quisieran ejercer un derecho hasta ahora imposible tan sólo por cuestiones operativas: el derecho a votar leyes y disposiciones legislativas de interés, reclamando la parte alícuota de su representación parlamentaria.

Que cómo se lo demostramos? Sencillo calamares, votando, pero con seso: no al que más te guste, sino al que pueda hacer más pupa, al que más os convenga. Y leed un poquito joder!,  que no tiene contraindicaciones.

Saludos cefalópodos.

Advertisements

Una mínima arquitectura de sistemas para grupos apoyada en la virtualización de escritorios (y II)

Una mínima arquitectura…(Parte I)

El caso real es éste: un director de un grupo de trabajo solicita asesoramiento para la adquisición de un servidor de archivos con espacios de trabajo para el grupo y espacios privados o restringidos, ademas de la conexión con equipos de escritorio ya existentes -los existentes en el grupo-  y otros por adquirir. El uso no será intensivo, pero los sistemas operativos del grupo son esencialmente heterogéneos: desde la familia Windows a las variantes MAC OS. Los equipos trabajan dentro y fuera de la sede, en cuyo caso el acceso es obligatoriamente la VPN corporativa. En todos los casos los clientes poseen una asignación dinámica de la dirección de red. Por último, señalar que se dispone de una infraestructura de almacenamiento corporativa que puede ceder cierta cantidad de espacio altamente securizado (sistemas RAID de doble paridad).

Requisitos funcionales: (RF)

  • EL cliente necesita un servicio de almacenamiento de ficheros interoperable (Windows, Mac, …linux??) que permita a los miembros del equipo acceder a la documentación almacenada, así como poder guardar documentos de uso común o de interés general para el trabajo de equipo.
  • También solicita un terminal de usuario (o varios) capaz de poder acceder a esos recursos compartidos, y simultáneamente poder almacenar la documentación privada, de manera que sea posible la securización posterior mediante copia remota o algún mecanismo de salvaguarda equivalente.
  • La arquitectura deberá contemplar la posiblidad de salvaguarda y archivado de la documentación de los espacios de almacenamiento comunes y del espacio privado.

Requisitos no funcionales: (RNF)

  • La arquitectura propuesta debe ser plenamente accesible desde la red corporativa, pero con niveles de privacidad suficientes.
  • La arquitectura debe ser confiable, tanto en lo referente al hw como al sw de base (el MTBF -Medium Time Between Failures- debe tender al mínimo)
  • Es de desear que la latencia de puesta en marcha ante averías (MTTR -Medium Time To Repair) también sea mínima
  • La solución debe ser escalable
  • La arquitectura debe posibilitar un backup simple, al igual que el posterior proceso de archivado

Solución propuesta:

  • Adquisición de un servidor dual core -mínimo- con 4GB de memoria RAM y con implementación RAID (preferentemente RAID 5, asumible RAID 0 y posterior resinronizado y/o archivado) sobre el que se instalaría un Sistema operativo de servidor (Ubuntu server 64 + X) -el anfitrión o Host- y un sw de hipervisor (virtualización completa) que servirá de base para la gestión y monitorización de dos máquinas virtuales, una con Windows XP y otra con Ubuntu Desktop (Lucide Lynx) -los invitados o guests-.
  • Configuración de un segmento de red virtual que unira a host y guests con el resto de la red corporativa.
  • Los espacios de almacenamiento se proponen sobre el propio anfitrión: se creará un volumen común sobre el que se almacenará separadamente los archivos privados de las VMs guests, y los archivos de uso compartido entre éstos y el resto de host físicos de los miembros del equipo.
  • Los protocolos de acceso serán CIFS-SMB para los archivos del equipo de trabajo, y los accesos compartidos que Oracle VirtualBox -la solución de virtualización elegida- implementa entre el host y los diferentes guest -carpetas de uso compartido- para los archivos de uso privado.

Los servicios a implementar en el host:

  • Samba (sudo apt-get install samba samba-common smbclient system-config-samba winbind nautilus-share resolvconf)
  • Acceso por terminal remoto: VNC y RDP (Terminal server) (sudo apt-get install vncserver)
  • ssh
  • VirtualBox
  • Interfaces virtuales de red + bridge

La configuración del sistema de archivos: Un espacio compartido (/home/compartidos) sobre el que se crean dos subespacios, pub y private. Se habilita la compartición CIFS -rw- para pub y sólo para los miembros del grupo -vgrupo-, que deberán estar convenientemente registrados como usuarios en el smb.conf -comando smbpasswd -a-. Private debe ser de libre acceso para virtualbox. Destacar que el host SOLO se dedicará al soporte de la infraestructura de virtualización. COn esto se consigue una mayor limpieza en la arquitectura y se facilita la sencillez y comodidad en las tareas de respaldo. Existen por tanto 3 puntos de respaldo, o uno (o dos) sólo si se quiere -si los discos virtuales se crean físicamente dentro de /home/compartidos, lo que va en beneficio de la cohesión pero en detrimento de un respaldo sobre el sistema de almacenamento corporativo, que de momento no puede asumir el backup de los vdis-. Los tres puntos serían:

  • Punto de montaje del disco duro de la VM on Windows XP
  • Punto de montaje del disco duro de la VM con Ubuntu Desktop
  • /home/compartidos

Respaldo (y archivado): Se deja en el aire, con 2 propuestas: Rsync + archivado externo si el espacio se dimensiona por encima de los 25GB. Si no, cabe la posibilidad de almacenamiento sobre RAID-dp creando un export NFS en nuestra cabina de almacenamiento NetApp y montándolo en el anfitrión como /home/compartidos Ventajas e inconvenientes: Ventajas:

  • TCO (Coste Total de la propiedad) muy bajo: un sólo equipo físico proveera los servicios de un servidor de archivos y dos equipos de escritorio.
  • Portabilidad asegurada: las máquinas virtuales no necesitan un sistema operativo en concreto ya que se instalan sobre el hipervisor, que puede correr tanto en Linux como en Windows y Mac (MAC OS 10.4 mínimo).
  • Simplificación de los puntos de respaldo: 3 o sólo 1, con la seguridad de abarcar todo el ámbito de la salvaguarda de los datos.
  • MTBF -Medium Time Between Failures- y MTTR -Medium Time To Repair- que tienden a reducirse: el primero al elegir un sw de base Linux, que minimiza la entrada de malware así como es mucho más inmune al mismo, orientado a sistemas Windows, mucho más comunes. La reanudación de los servicios asociados a las máquinas virtuales tras un deterioro grave de los mismos se reduciría a restaurar un archivo -el disco duro de la máquina virtual-; si lo que ocurre es el deterioro del propio anfitrión, se puede reanudar sobre otro hipervisor instalado sobre cualquer otra máquina física -o virtual-
  • Escalabilidad: ante nuevas necesidades, tales como el acceso de nuevos usuarios o la creación de nuevas máquinas virtuales, la arquitectura es perfectamente escalable, si bien el límite de VMs simultáneas viene dado por el nº de núcleos del procesador (2).

Inconvenientes:

  • Mayor complejidad de la arquitectura: asumible por el Servicio de Informática
  • Mayor complejidad en la configuración del servidor: asumible por el Servicio de Informática

El mundo es finito, como sus recursos.

Esta entrada la ha puesto Pablo hace nada y menos, pero me ha parecido tan fantástica y tan difundible que no puedo más que insertarla y pediros XDD que la difundais tb vosotros.

(Juan María tb lo ha colocado, y parece ser que en paralelo…ya somos más joder, a ver si lo inundamos)

A destacar:

  • Los costes no se internalizan en los procesos de fabricación (algo muy típico y aplicable como rebate al discurso de lo caro que es lo verde), sino que se externalizan penalizando el salario de quienes intervienen en el proceso, más cuanto peor cualificado.
  • La producción tampoco internaliza la pérdida de la calidad de vida del origen de la materia prima.
  • El proceso es… ¡LINEAL!… ¡Qué locura… en el siglo XXI y aún así!
  • El “progreso” que nos venden sigue abriendo aún más la brecha entre rios y pobres
  • El proceso…es un invento humano…y cmo tal es susceptible de ser modficado, o simplemente eiminado.

Saludos Calamares.

La evolución de un equilibrio inestable

erial02png

Los sistemas vivos forman parte de un grupo en el que la consecución del punto equilibrio depende de dos factores principales: la energía comunicada y el punto de partida. Estos sistemas son denominados inestables porque necesitan del continuo aporte energético para no revertir hacia la disgregación total.

El “camino”  por el que  a lo largo del tiempo trasiega un sistema vivo hasta ese punto de equilibrio se conoce en Ecología como “Sucesión” y el sistema se dice que alcanza la “Climax” (muy apropiado XD). A lo largo de la sucesión el sistema pasa por varios estadíos y, se supone, optimiza el número de vías por las que los flujos de energía e información pueden atravesar el sistema: se diversifica.sucesion

la creación de la infraestructura que soporta el flujo de energía e información tiene resultados muy diferentes si se está dentro de la sucesión principal o se alcanza desde sucesiones secundarias, productos de la desestabilización de aquella en un tiempo t

¿Y por qué sabemos que un sistema vivo ha llegado a su climax? Pues porque aunque le comuniquemos energía no se produce evolución alguna -entiéndase cambio en la composición de su biomasa, del pull de organismos que lo componen…-, el sistema permanece sin cambios, en éstasis.

La competencia por los recursos orienta y lastra la evolución del sistema. Recuerdo un trabajo de la carrera en el que teníamos que observar y cuantificar la biodiversidad -la cantidad de información, el -Log H…os suena?- del fitoplancton que a lo largo del tiempo podía medirse en un complejo de pequeñas lagunas artificiales de un arboretum. Pues bien, este complejo se caracterizaba por sus limitaciones en cuanto a nutrientes principales (fósforo y nitrógeno principalmente) y pequeñas variaciones en su  pastandoconcentración implicaban cambios radicales en cuanto a la proporción de especies, pero no en cuanto a su composición. La progresiva estabilización de las condiciones (es decir: esto es lo que hay chicos, no pedid otra cosa) conducía al triunfo de una o dos taxones, que especializados progresaban en número hasta ocupar la mayor parte de la biomasa;

Sin embargo lo que más me llamó la atención fueron dos cosas: que la composición apenas se alteraba y que el crecimiento de las especies dominantes no era exponencial, sino que estaba formado por un conjunto de pequeños crecimientos que se alternaban con mesetas de estabilidad.

Esto tiene sentido para la continuidad de aquél: el sistema almacena opciones, planes de diseño que han sido capaces de aprovechar los recursos eficientemente y los “memoriza” para reutilizarlos cuando se vuelven a dar las condiciones. Quedan ahí, vestigiales, preparados para dar el cup de force en cuanto se vuelvan a reproducir condciones anteriores, o aparezcan otras nuevas en las que puedan jugar algún papel relevante para la optimización del flujo de energía/información…qué simple!

Lo del crecimiento era aun más curioso:  los periodos de no crecimiento solían acompañarse de cambios en la composición de la biomasa, de modo que parecía com si se perparase, como si estuviese adecuando su infraestructura para poder dar el salto siguiente.

Pero eso sí:  la introducción de factores que originasen fuertes desestabilizaciones conducen al retrotraimiento hacia estados con menos organización y que, dejados al albur nuevamente, nunca conseguirían llegar al estado del que fueron desplazados. El resultado es un camino organizativo o sucesión secundaria que conduce por norma a una estasis mucho má simple, menos estructurada y rica que la del camino principal.

La introducción de sucesivas desestabilizaciones deben conducir irremisiblemente a una disgregación total del sistema. Éste, no será ya capaz ni de aprovechar productivamente los recursos ni de canalizar optimizadamente los flujos de energía e información. Se convertirá en un sistema que abandona la tendencia sucesional, está presto a convertirse en un erial.

El otro día escuchaba en la radio que en resumidas cuentas, éste procedimiento es “el manual” a seguir para aniquilar al enemigo: entro en tu territorio, te machaco, me repliego y negocio un alto el fuego…hasta que te vea espabilar de nuevo un poquito. ¿Suena verdad? Pues me temo que lo terrrible es que es un estándar en todos los sistemas, y por tanto su eficacia está más que contrastada.

Hablar del terrorismo de unas gentes que han vivido en un entorno durande siglos y que, por orden de alguienquenidecoñaesdeahíyquetieneunsentimientodeculpaquetecagaspornohaberhecholoquedebiaensumomento, le construyen un pais allí, en su tierra, y le traen gentes quenuncavivieronallinisuspadresnisusabuelos, que dicen que enunlibroquetienenellosyqueleenmucholesdicequesutierraesesa, y una vez allí les siguen quitando tierras, les presionan para que se vayan a otros paises, y cuando vienen a medio organizarse y a protestar, ojo, con los mismos argumentos que utilizaron losquenuncavivieronallinisuspadresnisusabuelos cuando las potencias internacionales controlaban el tinglado, que también se jartaron de poner bombas oye, y cuando son ninguneados día tras día, año tras año por los que mandan, cuando con lo único que les queda por protestar los acusan de terroristas…hombre! ya les vale…

Volviendo a lo genérico y para terminar, es bueno saber que la degradación de un sistema no lo deja vacío, sino que lo que se produce es un cambio en su composición: los organismos que sustituyen a los primitivos son pocos en cuanto a diversidad, pero se encuentran perfectamente adaptados a las duras condiciones que se han creado…ellos son mucho más duros y resistentes y también pueden llegar ser numerosos en cuanto a su biomasa (Se llaman “oportunistas” y son capaces de crecer en entornos muy degradados, es más, necesitan esas condiciones y no otras para perpetuarse…impresionante paralelismo, eh?). El cambio provocado y su aparición dificultan en extremo la reconversión hacia sistemas menos duros, la vuelta a condiciones semejantes a las de partida. Es un camino de no retorno.

Dedicado a todos los que meten fuego a los campos, incluso cuando son de refugiados: si no sabeis esto, preguntad gilipoyas; si lo sabeis, es que sois unos malnacidos.

PS: Gracias a Marcos Cobeña por la foto, muy al caso.